REMEDIO PARA SACAR EL MOCO ACUMULADO EN LOS PULMONES Y NARIZ CAUSADO POR LA SINUSITIS Y LA GRIPE - soluciones

REMEDIO PARA SACAR EL MOCO ACUMULADO EN LOS PULMONES Y NARIZ CAUSADO POR LA SINUSITIS Y LA GRIPE

Actualmente, uno de los virus más comunes es la gripe. Por ello, en este artículo queremos compartir contigo algunos remedios caseros muy sencillos para ayudar a expulsar todo el moco acumulado en nuestro pulmón de manera eficiente para corregir este problema en el menor tiempo posible.

Síntomas de pulmones con mocos:

Que la mucosidad se acumule en el cuerpo y exista un exceso de mocos en los pulmones puede deberse a numerosos factores. Es por esto que los síntomas dependerán de la patología subyacente; sin embargo, la sintomatología más común que suele indicar que hay una gran cantidad de mucosidad en estos órganos, es la tos excesiva.

La tos suele estar acompañada de excreciones de mocos, los cuales pueden variar de color amarillo o verdoso. Esta mucosidad en el aparato respiratorio, puede generar otros síntomas como:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en la garganta
  • Fiebre.

Jarabe casero para eliminar las flemas de los pulmones

Esta es una receta natural de gran eficacia para eliminar la mucosidad adherida en los pulmones y es perfecta tanto para adultos como para niños pequeños. Además, es muy sencilla de preparar.

Ingredientes:

1 cucharada de la raíz de malvavisco

1 cucharada de semillas de lino

1 cucharada de salvia

Algunas rebanadas de limón

1 taza de agua

1 taza de azúcar mascabado

Preparación:

  1. Pon el agua con el azúcar en una olla y lleva al fuego hasta que el azúcar se derrita por completo.
  2. Luego, coloca el resto de los ingredientes y mezcla bien, para luego retirar del fuego.
  3. Deja reposar algunos minutos y cuela , para guardar en un recipiente hermético de vidrio.

Cómo tomar:

Toma una cucharada del jarabe preparado tres veces al día, hasta que la tos disminuya. El jarabe debe ser refrigerado en la nevera.

Remedios caseros para la tos con flema

Como coadyuvantes en el tratamiento con el remedio antes explicado, pueden ser utilizados otros remedios naturales que ayudan a expulsar la flema por medio de la tos.  Suelen ser de gran eficacia en los casos más leves, como cuando hay mucosidad blanca.

Vapores de agua

Un remedio casero utilizado desde la Antigüedad por sus eficaces efectos. Pueden ser realizados sólo con agua o se les puede añadir otro ingrediente  natural, como la sal o algunas hierbas, como el eucalipto o la menta.

Solo se debe colocar en una cacerola un poco de agua, hasta que alcance su punto de ebullición. Cuando esto ocurra, coloca la cabeza cerca, poniendo una toalla por encima para que el vapor no escape.

Remedio con miel y pimienta:

La miel y la pimienta son dos ingredientes con grandes propiedades expectorantes naturales, lo que resulta esencial para eliminar la mucosidad por medio de la tos. Para preparar este remedio, solo se debe mezclar bien una cucharada de miel con un toque de pimienta negra previamente molida. El  remedio debe ser ingerido dos veces en el día.

Remedio con cebolla:

La cebolla es un vegetal con múltiples propiedades para el organismo, pues es uno de los mejores expectorantes naturales. Cuenta con propiedades desinflamatorias y antisépticas, principalmente en las vías respiratorias. Por ello,  es de gran utilidad para eliminar la tos con flema, y se puede utilizar de diversas maneras. Entre las formas más sencillas se encuentran las siguientes:

Prepara un té de cebolla colocando una cebolla picada en trozos en un litro de agua. Luego, llévalo al fuego hasta hervir. Deja reposar y toma el té filtrado. Puedes endulzarlo con miel y añadir un toque de jengibre con limón.

Otra forma es cortar una cebolla por la mitad y olerla por unos minutos.

Remedio con ajo:

El ajo  es otro de los aliados de la salud humana. Cuenta con múltiples propiedades que hacen que sea muy  beneficioso para el organismo.

Una manera muy sencilla de obtener sus propiedades es consumir un diente de ajo crudo; puede ser solo o incluido en alguna ensalada. También se puede tomar como infusión. Es posible incluirlo en la receta anterior.

Remedio con leche y jengibre:

Otro remedio casero muy sencillo de preparar y muy efectivo; esto, gracias a las propiedades expectorantes del jengibre. Para prepararlo, solo se debe tomar una pequeña rebanada de jengibre y mezclar en un vaso de leche caliente.

Es un excelente remedio para consumirlo antes de dormir, para lograr un sueño reparador.

Hacer gárgaras con agua y sal:

Es un remedio casero rápido y efectivo que ayuda a calmar el malestar en la garganta, gracias a que la sal atrae  agua hacia la mucosa de la garganta, lo que ayuda a hidratar y a crear una barrera protectora contra agentes externos, evitando la irritación.

Preparación:

Toma la mitad de un vaso de agua tibia y añádele una cucharada de sal, mezclando hasta disolver por completo.  Colócalo en la boca y realiza gárgaras por aproximadamente 30 segundos. Repite hasta terminar la solución.

Colocar aceite esencial de eucalipto en el pecho:

Se trata de un aceite con la capacidad de sacar mucosidades de la garganta y dilatar las vías aéreas. También es efectivo contra la irritación, lo que ayuda notablemente contra el malestar.

Preparación:

Es muy fácil de preparar. Solo se deben mezclar unas tres o cuatro cucharaditas de aceite de eucalipto y colocarlas en el pecho, realizando suaves masajes. Al principio puede ocasionar un poco de tos, pero en segundos se alivia tanto la tos como el malestar.

Tomar té de limón con miel:

El limón es un fruto cítrico que ayuda a fluidificar el moco,  facilitando su eliminación. Por su parte, la miel permite la formación de una barrera protectora sobre la mucosa de la garganta; ello  ayuda a disminuir la irritación y aliviar el malestar.

Un té de miel con limón es un excelente remedio natural. Para prepararlo solo se debe tomar una taza de agua hirviendo y colocar dos cucharadas de limón con una cucharada de miel. Mezcla bien y tómalo tibio.

Posibles causas de flemas en la garganta:

Este tipo de tos es causada por el exceso de moco o flema en la garganta, lo que puede ser ocasionado por diversos factores, como alergias, irritación de la garganta, entre otros. Entre las causas más comunes de la mucosidad en la garganta se encuentran las siguientes:

  • los resfriados o la gripe;
  • las alergias;
  • la bronquitis;
  • la inflamación de la faringe o de la laringe;
  • la sinusitis;
  • la neumonía.

Por ello, si el exceso de mucosidad en la garganta no disminuye en un periodo de tres días, es recomendable consultar a un neumonólogo o un médico general. De esta manera, se podrá saber con certeza si existe un problema mayor que debe ser tratado con algún medicamento en especial.

Los diferentes tipos de flema:

El color de la flema puede indicar que existe algún problema específico causante de  la acumulación de mucosidades en la garganta. Estas pueden ser de los siguientes colores:

Amarilla:

Se deben  a  la respuesta inmunitaria del organismo a una inflamación presente en las vías aéreas, superiores o inferiores.

Verde:

Se presentan cuando existe una infección seria causada por microorganismos bacterianos, como en el caso de la bronquitis.

Marrón:

Un tipo de flema muy común en los lugares con altos niveles de contaminación del aire  y con la presencia de smog.

Gris:

La mucosidad gris se debe  al humo de los cigarrillos.

Flema rosa:

La flema rosa es un síntoma que evidencia un edema agudo de pulmón, probablemente producido por una descompensación cardíaca grave debida a una insuficiencia cardíaca. Debe ser atendido de urgencia por un profesional.

SI TE GUSTO COMPARTE
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *