Todos los días utilizamos nuestras manos para realizar las labores de nuestra rutina cotidiana, lastimandolas y desgastandolas muchas veces con el trabajo que les damos; es por eso